Compartir
FOTO MARCELO CAPECE

Independiente perdió frente al “timao” y se complicó su clasificación en el Grupo 7 de la Copa Libertadores de América, porque si bien todavía faltan tres fechas, dos le quedan en condición de visitante en Brasil y Colombia, estando hoy con 3 puntos por detrás de Corinthians con 7, y Millonarios con 4, rivales con los que jugará de visitante.

Perdió por incapacidad para definir las situaciones de riesgo que generó, las cuáles fueron muchas en el primer tiempo, donde tuvo superioridad en todos los sectores del campo con respecto a su rival, pero no lo pudo capitalizar en el arco de Cássio, lo tuvo Verón a los 10´donde cruzando el área no llegó a conectar, luego Romero ingresando por izquierda lo tuvo pero el balón se fue apenas desviado, Verón de nuevo con un remate de zurda y el arquero Cassio con los pies logró sacarla casi en la media hora, en los 35´Gaibor lo tuvo luego de un rebote pero se fue desviada, y antes del final de la primera mitad Benítez desde la media luna, sacó el derechazo que se fue también junto al poste; mucha situaciones para los de Holan, tuvo dos de contra su rival, una donde Figal le desvió el tiro a Clayson y la otra con Romero que contuvo Campaña, muy buen primer tramo del partido.

En el segundo no paso demasiado hasta que faltando diez minutos, en la salida de un lateral vino el centro de Mateus al área de Independiente y Jádson ganándole en el salto a Amorebieta y con la complicidad del arquero uruguayo, marcó el 1 a 0. Independiente a buscar el empate y 5 minutos tardó en llegar, remate de Gaibor tras el despeje de un corner, la pelota desviada por Romero (no estaba adelantado) y empate de “rojo” anulado a instancias del juez de línea, que cometió un grosero error de levantar la bandera porque el delantero estaba perfectamente habilitado y era el 1 a 1, pero no finalmente victoria por un gol de Corinthians que se quedó con el liderazgo del grupo y obliga a los de avellaneda a ganar o sacar 4 puntos de visitante para tener chances de pasar a Octavos de Final.

No mereció perder, pero en la Copa Libertadores no se puede perdonar tanto al rival porque lo pagas caro y más si luego te perjudican de esta manera.

Periodista deportivo desde el año 95, viviendo en Italia gran parte de la última década. Hoy en Buenos Aires ejerciendo mi profesión con cariño.