Compartir

A Boca le faltó fútbol para poder traer una victoria de Barranquilla, dejó todo en la cancha, corrió, presionó y por momentos fue más que su rival. La primera ocasión de gol del encuentro fue para el conjunto de Barros Schelotto, en los pies de Carlos Tévez, con un remate desde afuera que el arquero sacó muy bien por el palo derecho. Y era el equipo visitante quién tenía el dominio de la pelota, aunque ninguno de los dos lograba desequilibrar en el arco rival, hasta que pasada la media hora, el juez del partido vio un penal, por una supuesta infracción de Barrios encima de Piedrahita, que Ruiz se encargó de ejecutar y luego del desvío de Rossi y el palo, en el rebote marcó el 1 a 0 para los colombianos. Era negro el panorama para el “xeneixe” porque de esa manera se despedía de la Copa. En el complemento siguió dominando el conjunto del “mellizo” pero con poca profundidad, igual a los 5 minutos contó con un tiro libre desde la izquierda, ejecutado por Pavón, el cuál, el mismo Ruiz desvío de cabeza contra su propia meta y puso el 1 a 1.

A partir de allí Boca se serenó, creció la figura de Barrios en la mitad de la cancha, Pavón como siempre inquietando con su velocidad por los costados y sobre todo firme en el fondo, para que el local no le genere situaciones de gol. Le faltó algo para poder lograr la victoria, que Tévez acompañe más a Pavón, que Cardona hubiese ingresado con una velocidad más, que Pérez se preocupara un poco menos de la marca y ayudase a generar juego; porque tuvo un rival enfrente incapaz de inquietarlo luego del empate, y si hubiesen aparecido los que habitualmente marcan diferencia, el empate podría haber sido algo más. Algo que le permitiera depender de sí mismo para pasar a Octavos de Final de Copa, porque ahora le deberá ganar en la última fecha a Alianza Lima de local y esperar que Palmeiras, ya clasificado, le robe puntos a Junior; si son tres le alcanzará con un empate, si son dos estará obligado a ganarle a los peruanos y si no es ninguno estará afuera de la Libertadores, su mayor objetivo del año.

Periodista deportivo, recibido en 2006, me encanta el fútbol y la pasión con la que lo vivimos los argentinos. Amo la escritura, y los libros de cuentos.