Compartir

San Lorenzo había vencido hace unos días a Mineiro en su casa con un gol de Gudiño, y debía ir a Brasil a aguantar el resultado de victoria parcial y así lo hizo para lograr pasar a la segunda fase del torneo. Y si bien también es cierto que el conjunto brasileño puso en cancha un equipo con mayoría de suplentes, a los del “pampa” les faltó su goleador Blandi. En cuanto al partido en sí fue casi todo del local, el dominio en el campo de juego, la posesión de pelota, las llegadas, y hasta un penal de Coloccini que el árbitro no vio, cuando el enrulado puso la mano para cubrir un centro que venía desde la izquierda del campo a los 25 minutos del segundo tiempo.

 

San Lorenzo lo aguantó como pudo, con el Pichi Mercier desdoblando su esfuerzo en la mitad de la cancha los 90´, con Coloccini en el fondo sacando todo lo que le pasaba cerca, con Piris Da Motta jugando un buen partido en cuanto a recuperación e intentar ser salida por momentos y con una buena actuación de Navarro que apareció en las llegadas del local, más allá de algún mal despeje de un tiro libre lejano. San Lorenzo lo bancó con sus armas, sin peso ofensivo, pero ordenado desde el principio al fin, de esa forma se trajo de un reducto muy complicado el empate en 0 y la clasificación a la siguiente ronda. Objetivo cumplido para el equipo del “pampa” Biaggio.

Periodista deportivo desde el año 95, viviendo en Italia gran parte de la última década. Hoy en Buenos Aires ejerciendo mi profesión con cariño.