Compartir
Foto: @velez

Se terminó el campeonato. Bajo una lluvia de aplausos y el “Mauro es de Vélez y de Vélez no se va” se metía en la manga el equipo de Gabriel Heinze. Seguramente con el sin sabor de no haber podido lograr una victoria ante Argentinos Juniors pero con la tranquilidad interior de haber crecido futbolísticamente y que ningún rival fue superior. Esa es la imagen que dejaron “estos chicos” como le gusta decir al entrenador.

Ante el Bicho, un partido duro ante un espejo. El mismo esquema y el trabajo del Gringo reflejado enfrente con otros intérpretes y otro orientador. Y se logró hacer circular el balón, presión alta, generar jugadas de peligro y culminar con efectividad. Santiago Cáseres tuvo su mejor versión y apoyados en él, los demás acompañaron para la construcción de juego. Así llegó el gol de Mauro Zárate quien coronó una linda jugada de toques con un remate cruzado.

Mucho desgaste en el primer tiempo hizo que en el segundo el equipo bajara un cambio. Allí Argentinos creció, igualó el partido y no quiso jugar más. Vélez no supo, y la igualdad sonó a injusticia por lo hecho en la primera parte.

El balance es más que positivo. De menos a más. Si el torneo durara un par de fechas el final hubiera sido con clasificación a alguna copa internacional y la planificación de objetivos hubiera sido otra pero estamos hablando de supuestos. La realidad es que la mejoría  fue muy auspiciosa para ilusionarse con un equipo peleando y jugando por otra cosa. Creo que entre Mauro Zárate (La CD deberá hacer un esfuerzo para retenerlo), Matías Vargas y Santiago Cáseres se resume lo que fue y por donde fue la levantada y los triunfos de este Vélez.

Párrafo aparte para Gabriel Heinze, que asumió en un contexto de club muy difícil y logró a través de la humildad y el trabajo, hacer de este Vélez un equipo respetado, con una idea de juego en muy poco tiempo y sobre todo convencer a sus futbolistas para emplear la misma.

Los insultos se cambiaron a elogios. Los aplausos y la sonrisa son un denominador común en los últimos días. Vélez se retira a descansar sabiéndose un equipo en crecimiento, sin techo y con mucho para dar todavía.

Nació un 8 de Mayo de 1976, Periodista deportivo, Radio Nacional en @tiranacionalok, papá de Santiago, orgullosamente maratonista, humildad SIEMPRE.