Compartir

Necesitaba un solo punto para lograr meterse en los Octavos de Final de la Libertadores, debía enfrentar a Libertad (primero del grupo) en Paraguay, tuvo que jugar casi una hora con un hombre de menos por la expulsión del arquero Sánchez y con un suplente que debutaba debajo de los tres palos, pero el “decano” lo logró, dejando afuera nada menos que a Peñarol y esto tiene olor a hazaña, heroico lo de los tucumanos que jugaran la próxima fase de la Libertadores. En el arranque lo venía bancando bien, porque no se lastimaban ninguno de los dos, un poco más punzante el local es cierto, pero a los 38 minutos Fernando Sánchez el arquero de Atlético, le entró muy duro a Bareiro y se fue expulsado, en su lugar ingresó por un hombre de campo Franco Pizzicanella, con 21 años y sin haber debutado antes en el arco del club en primera.

En los primeros minutos dudó en un par de ocasiones pero con el correr de los mismos se fue acomodando y con un Libertad que iba sin dudas en busca de la victoria, tuvo un par de atajadas importantes para mantener su arco en cero, y hasta tuvo la picardía de ganar un par de minutos luego de que lo cargaran en el área chica. Cómo pudo lo aguantó el “decano” hasta el final, con un “pulga” Rodríguez pelando lo que le tiraban, con jugadores que no tuvieron un gran partido pero no se guardaron nada, hasta la última gota de sudor dejaron en el campo guaraní.

De tal manera llegó el pitazo y el festejo de los jugadores, de los hinchas que estaban allí y de todos los simpatizantes del “decano” que se metió de esta manera entre los 16 mejores de América.

 

Periodista deportivo, recibido en 2006, me encanta el fútbol y la pasión con la que lo vivimos los argentinos. Amo la escritura, y los libros de cuentos.