Compartir
El partido sirvió como excusa para que el Campeón de la Europa League, Atlético de Madrid, se llegue al corazón de África a cerrar una excelente temporada y recaudar unos billetes, cosa que nunca viene nada mal.
En el estadio Godswill Akpabio Internacional de Uyo el lleno era total. El público estaba enloquecido, desbordante de alegría, por el arribo de un grande de Europa. Sí, diezmado por las bajas mundialistas, pero con una columna vertebral, de hombres que fueron protagonistas en el año deportivo: Oblak-Juanfran-Correa- Gameiro.
Enfrente, una Nigeria B. Tan “B”, que el técnico alemán Gernot Rohr ni pensó en poner a los suplentes del Mundial por miedo a lesiones. Terminó armando un mix entre jugadores del medio local y hombres de equipos menores europeos, que al final no irán a la Copa del Mundo. El germano ni siquiera estuvo en el banco: vio el partido desde la platea y fue el director general de entrenadores, Salisu Yusuf, el encargo de dirigir a las “Águilas Verdes”, ésta vez.
Los africanos, en un lindo partido ida y vuelta, arrancaron ganando. Soberbio disparo, desde afuera del área, de Kelechi Nwakali, que a los 30′ clavó su derechazo al ángulo del arquero esloveno Jan Oblak. Poco le duró la alegría a los nigerianos ya que 2′, Thomas recuperó una pelota en el medio, habilitó con un pase profundo a Ángel Correa que, tras una larga y veloz corrida, metió por debajo del arquero Femi Thomas el 1 a 1.
En el segundo tiempo, y tras ingresar en el descanso, Fernando Torres, tal vez en su último partido, convirtió el que podría ser, su último tanto con la camiseta “rojiblanca”. Iban 19′ del complemento y luego de un tiro de esquina, el “Niño” de cabeza, ponía el 2 a 1. Nigeria volvió al ataque y logró la igualdad. Gran gol, a puro amague y regates dentro del área, de Usman que, batió al argentino Werner, quien había reemplazo a Oblak en el descanso.
Cuando todo parecía quedar empatado, llegó el canterano Borja Garcés para que, con un derechazo fulminante, coloque en el marcador el resultado que, a la postre, fue el final: 3 a 2 en favor del “colchonero”.
Fin de temporada para Diego Simeone, a pura sonrisa. Su equipo ganó en África y ahora, llegarán las vacaciones. Los alternativos de Nigeria mostraron que pueden ser, en un futuro, parte del primer equipo, si es que Rohr así lo desea, gracias al despliegue y entrega con que se tomaron el amistoso.
Periodista Deportivo desde 2001. 36 años. Experiencia en radio y medios gráficos. Desea volver a ver a Argentina Campeón del mundo...será en Rusia???