Compartir

Racing Club sigue en mala racha y perdió 2-1 ante Cruzeiro, en el estadio Mineirão, por la última jornada del Grupo E de la Copa Libertadores. La Academia clasificó a octavos de final como segundo de su zona.

El conjunto de Avellaneda entró dormido al partido y recibió dos goles en solo 11 minutos. Primero fue Thiago Neves y luego Lucas Silva con un potente disparo desde fuera del área.

Salió todo mal, nada de lo planificado se pudo llevar a cabo. Mil veces Eduardo Coudet manifestó que su equipo debía corregir la atención, más concentrados y menos dormidos en los inicios de los partidos. Nunca lo logró a lo largo del semestre, ni por el torneo local ni el internacional. As sufrió las consecuencias de no ser el líder del grupo E. Ambos terminaron en lo más alto con 11 puntos, pero Cruzeiro finalizó con una diferencia de gol de +10, contra +6 de la Academia.

Racing, por otra parte, cedió su invicto en la Copa Libertadores, y también sufrió su tercera derrota en pocos días, ya que venía de caer en la última fecha de la Superliga con Colón (3-1), y luego con Sarmiento de Resistencia (1-0) en su estreno y despedida en la Copa Argentina.

Luego el 2-0 en pocos minutos muchos imaginaban una era goleada, sin embargo eso no sucedió.  Centurión comenzó a animarse y se soltó por izquierda. Sobre los 27 minutos, una subida de Pillud por derecha provocó un centro a la carrera y, tras un rebote, surgió Centurión para meter una volea, que ingresó junto a un poste. Los albicelestes se animaron y en los pies de Solari tuvieron la gran oportunidad de empatar el encuentro en un mano a mano donde el mediocampista pico la pelota y esta lentamente pego en uno de los palos y salió rodando. De esa manera terminó el primer tiempo, 2-1 a favor del local pero ya en un partido mucho mas parejo con resultado incierto.

El segundo tiempo tuvo un desarrollo que fue de área a área, pero no contó con tantas situaciones de peligro. Racing llevó la iniciativa, pero no estuvo fino y no pudo convertir.

El conjunto de Coudet peleó hasta el final pero no pudo, porque Cruzeiro mantuvo la ventaja y se quedó con el primer puesto del grupo por diferencia de gol. Una pena porque cedió el invicto en la Copa, y perdió el liderato, pero clasificó que no es poco.

Lo mejor que le pudo pasar a este Racing, es el Mundial, parar, recuperar jugadores. corregir errores y volver a empezar. Aún la ilusión sigue intacta si se corrige a tiempo.

Periodista y locutor, de lunes a viernes en Cooperativa AM 770 en @EstoEsRacingOK. Conductor: @desdeElCilindro por @radioypunto.