Compartir

El equipo de Holan venció a Deportivo Lara por 2 a 0, en un partido que más allá de que lo liquidó recién a los 80 minutos, siempre tuvo controlado y la ventaja debió ser mayor.

El “rojo” logró el objetivo de pasar a Octavos de Final en un encuentro que siempre manejo, con la fórmula que le daba hace un tiempo un gran resultado, tenencia de pelota, movilidad y generación de tres cuartos hacia adelante, pero le está costando mucho convertir lo que genera y recién pudo definir el pleito a los 80 minutos de juego. Fue superior el “diablo” desde el minuto inicial, pero no podía doblegar a su rival, porque si bien lo superaba desde el juego, no podía lograr convertirle el gol que le diera la victoria y no depender del otro resultado del grupo para pasar. Lo tuvo Gigliotti al comienzo definiendo de taco, el remate lo tapó el arquero, luego Romero con un tiro desde dentro del área que el 1 tapó nuevamente, a los 16 minutos Benítez con un tiro libre le pegó al travesaño, hasta que llegó la jugada que abrió el marcador y dio tranquilidad en Avellaneda, el mismo Benítez ejecutó un tiro de esquina desde la izquierda que el arquero Zalazar molestado por un compañero terminó metiendo en su propio arco y así el 1 a 0.

Foto: JUAN MABROMATA

En el complemento un vendaval del “rojo” creando muchas alternativas del gol, Martín Benítez lo tuvo en varias oportunidades, entre el arquero venezolano y el travesaño se lo negaron, a Gigliotti el juez le anuló un gol donde estaba perfectamente habilitado y marcaba de cabeza, pero llegó a los 80´la diferencia de 2 goles, con un remate del “puma” a quemarropa luego de la habilitación de Benítez (la figura de la cancha), llegando por la derecha.

Allí el festejo del pueblo en Avellaneda, el pase a Octavos de la Libertadores y la victoria asegurada, que debió haber sido por más goles ante un equipo que sólo se defendió de manera ordenada. Ganó el “rojo” 2 a 0 y cumplió con su objetivo, luego del Mundial se escribirá otra historia, veremos cuál es el final.

Periodista deportivo, recibido en 2006, me encanta el fútbol y la pasión con la que lo vivimos los argentinos. Amo la escritura, y los libros de cuentos.