Compartir

Dinamarca y Suecia firmaron un empate sin goles en un amistoso que quedará pronto en el olvido. Sin practicamente ocasiones de gol y con muy poco fútbol, ambos demostraron que aún tienen muchos aspectos que mejorar si pretenden tener protagonismo en el próximo Mundial de Rusia.

Para Dinamarca, que tenía cuatro bajas, era quizás una prueba aun más importante. A Estocolmo no viajó su máxima figura, Christian Eriksen (autor de once goles y tres asistencias en la fase de clasificación y hoy quedó demostrado que lo necesitan), con permiso por la aproximación del día natal de su futuro hijo.

El entrenador danés, el noruego Åge Hareide, apostó por Krohn-Dehli, pero el volante tuvo una actuación tibia en los 60 minutos que estuvo en la cancha, en el que quedó demostrado que, sin la estrella del Tottenham, la selección roja baja bastante su nivel. Lo poco que ofrecieron los daneses salió de los pies de Pione Sisto, que realizó el único remate entre los tres palos de la primera etapa, en una de sus habituales diagonales hacia el centro de la cancha. De él salió poco después un muy buen centro que Delaney cabeceó por encima del arco.

Suecia demostró ser un equipo con no muchas cualidades técnicas para manejar la pelota, solidario en el esfuerzo, pero bastante limitado a la hora de atacar; que bien le vendría Zlatan, pero bueno lo mirará desde afuera. Sus mejores aproximaciones partieron de los botines de Emil Forsberg, su jugador de más talento, pero toda la amenaza sueca moría en la defensa de Dinamarca danesa o fuera del campo de juego.

El segundo tiempo fue un calco a la primera etapa, los cambios de estos amistosos no modificaron lo que era un partido cerrado y sin situaciones de gol en ninguna de las dos área, en el que los mejor fueron ambas defensas. Delaney, remató cerca del arco de Olsen cuando ya el partido se iba cerrando. Suecia atacaba por arrebatos, con Durmaz de protagonista, pero sin generar la “situación” que le de la chance de marcar el gol. Schöne, mandó alto un remate de un tiro libre desde afuera del área. Y Delaney de nuevo finalizó muy desviado una oportunidad clara nacida de una recuperación de Dolberg.

Ya a partir de ahí no ocurrió nada más hasta el final y el encuentro murió en un empate en 0 para el olvido, que a Dinamarca le sirve para aumentar a catorce su excelente racha de partidos consecutivos sin perder. Los daneses cerrarán su fase de preparación dentro de una semana de local contra México. Y los suecos harán la propio frente a Perú en Gotemburgo. En el Mundial de Rusia, se volverán a cruzar las dos selecciones nórdicas con esos rivales latinoamericanos, pero con los adversarios intercambiados.

Formaciones de ambos conjuntos:

Suecia: Olsen; Krafth (Lustig), Lindelöf, Granqvist (Jansson), Olsson; Durmaz (Larsson), Hiljemark, Ekdal (Svensson), Forsberg; Berg, Toivonen (Kiese Thelin).

Dinamarca: Schmeichel; Dalsgaard, Kjær (Vestergaard), Christensen, Stryger; Kvist, Delaney, Krohn-Dehli (Schöne); Poulsen (Fischer), Jørgensen (Dolberg), Sisto (Braithwaite).

Periodista deportivo, recibido en 2006, me encanta el fútbol y la pasión con la que lo vivimos los argentinos. Amo la escritura, y los libros de cuentos.