Compartir

La selección de Corea del Sur empató 0 a 0 ante Bolivia en un amistoso disputado hoy.  La selección asiática puso el juego y las chances de gol, pero no pudo convertir lo que generó ante el combinado boliviano.

Los surcoreanos a través de su velocidad fueron superiores a Bolivia, en este amistoso disputado en la ciudad austríaca de Innsbruck, pero los bolivianos lograron mantener el cero en su arco, aguantando en el fondo y prácticamente sin generar situaciones en ofensiva.

El primer tiempo estuvo ampliamente dominado por el conjunto que jugará el Mundial, con Bolivia prácticamente toda metida en su área ante el empuje de los “tigres” de Asia, que en los primeros diez minutos tuvieron situaciones de riesgo a través de remates de Jung Woo-Young, Kim Shin-Wook y Kim Young-Gwon.

El arquero Lampe se convirtió en uno de los protagonistas de los “verdes” atajando todo lo que le tiraban, como un gran remate del delantero Hwang Hee-Chan, que fue una pieza importante de ida y vuelta del equipo mundialista. Todo lo opuesto era el arquero rival Kim Seung-Gyu que era in espectador de lujo, mientras su equipo dominaba la posesión del balón y creaba más situaciones de riesgo en el arco contrario, como otra de Hwang Hee-Chan luego de un gran pase de Lee Seung-Woo, el joven talento del Hellas Verona italiano.

Bolivia apenas tuvo una chance, que fue una jugada de Leonel Justiniano, que salió cerca del palo derecho, con un equipo suramericano que sobrepobló la mitad del campo, y realizó una planteo táctico muy diferente al de su anterior duelo amistoso contra Estados Unidos hace poco más de una semana, cómo respetando en demasía a los coreanos.

Ya casi cumplido los primeros 45 minutos, el capitán Ki Sung-Yueng, y luego Kim Shin-Wook, con tiros desde afuera que no legaron a buen puerto, reafirmaron el dominio coreano ante una selección de Bolivia que se defendía con orden pero no atacaba.

Sin embargo, en el segundo tiempo los de Farías, mostraron más empuje, intentando ser un poco más profundos en su juego, con una levantada de nivel  de Justiniano o Saucedo, y contrarrestando la velocidad de su rival. Los asiáticos, parecían haber dejado en el vestuario el vértigo de sus ataques al comienzo del segundo, pero con el correr de los minutos, volvieron a tomar la iniciativa.

Lampe volvió a ser protagonista sacando un terrible remate de Son Heung-Min, que ingresó la última media hora. Los coreanos, no perdían el control del juego pese a los intentos de los bolivianos de salir con mayor intensidad y un poco de pierna fuerte para marcar el territorio.

Los asiáticos venían de ganar 2-0 contra Honduras y de perder 3-1 ante Bosnia Herzegovina y 3-2 frente a Polonia en anteriores amistosos y ahora encara su próximo partido preparatorio el domingo ante Senegal, otro país mundialista, mientras que Bolivia jugará también en Austria el sábado frente a Serbia.

Así formó Corea: Kim Seung-Gyu (Kim Jin-Hyeon); Lee Yong, Jang Hyun-Soo (Koo Ja-Cheol), Kim Young-Gwon, Park Joo-Ho; Moon Seon-Min (Lee Jae-Sung II), Ki Sung-Yueng (Yun Young-Sun), Yung Woo-Young, Lee Seung-Woo (Son Heung-Min); Hawng Hee-Chan y Kim Shin-Cook (Kim Min-Woo).

Periodista deportivo, recibido en 2006, me encanta el fútbol y la pasión con la que lo vivimos los argentinos. Amo la escritura, y los libros de cuentos.