Compartir

El seleccionado mexicano parece todavía no encontrar su alineación ideal de cara al Mundial. El entrenador, Juan Carlos Osorio, ha empleado su último amistoso antes de la competencia, moviendo fichas e intentando llegar a la conclusión final. Dinamarca le ganó en su país por 2 a 0. Dos goles en menos de cinco minutos en un partido en el que el arquero de México Guillermo Ochoa fue protagonista con tres atajadas fundamentales.

A pesar de todo, el técnico de México no pudo acomodar a su equipo que tiene en mente, dos de sus habituales titulares, Andrés Guardado y Héctor Moreno, recién están volviendo de sus lesiones. Era su primer juego tras más de tres semanas en rehabilitación, y el andamiaje del equipo lo resintió. Moreno erró en algunas intervenciones y dejaba el camino libre a Poulsen. Guardado fue crucial para que la pelota circule por el mediocampo  y además, tuvo la oportunidad de batir a Kasper Schmeichel con un tiro libre bien rematado al arco.

El equipo mexicano mostró estar más ólido que en su última presentación en el primer tiempo. Sin embargo Dinamarca ganaba con mucho vértigo y velocidad por los costados, y ahí comenzó a aparecer Guillermo Ochoa para evitar el primero de los locales. Le tapó uno a Thomas Delaney que todos ya gritaban.  Jesús Corona intentaba con jugadas individuales generar peligro, pero no lo lograba. Héctor Herrera se hizo cargo de la ofensiva del “tri” con sus gambetas, pero sólo tuvo aire 45 minutos. Después fue sustituido por Rafael Márquez. Y los años parecen pasarle factura, el capitán de los mexicanos no podía alcanzar el ritmo de Christian Eriksen, aunque tuvo la oportunidad de anotar de cabeza desde un tiro de esquina.

En la segunda mitad, México sufrió seis cambios en su alineación inicial. Hirving Lozano, poco pudo mostrar en el campo. Ni México, ni los daneses querían entrar en un juego áspero, de esa manera la pelota no pasaba por la mitad y ambos tiraban pelotazos desde el fondo. Faltando 18 minutos para el final, Eriksen habilitó a Poulsen y este, dejando a su marcador atrás, metió la pelota cerca del ángulo de Ochoa y marcaba así el 1 a 0. Tres minutos después, Marco Fabián y Carlos Salcedo se equivocaron en el fondo, dejaron solo a Eriksen, luego de un pase de Dalsgaard, para que marcara el segundo para los locales, un resultado demasiado amplio por lo hecho por ambos conjuntos. Chicharito tuvo se única oportunidad al desviar un centro de Corona que dio en el palo.

El rendimiento del conjunto mexicano no es el esperado y encima con algunos problemas extrafutbolísticos, y su país los mira de reojo. El próximo domingo se presentan en Rusia contra Alemania y deberá cambiar mucho pensando en el debut, meter de lleno la cabeza de sus hombres sólo en el Mundial y encontrar por parte de su técnico un equipo que le dé seguridad. Dinamrca parece llegar mejor, pero ojo que si también no mejora algunos aspectos de mitad hacia atrás, no se le va hacer fácil acceder a Octavos de Final.

Ambos conjuntos formaron con:

Dinamarca: Schmeichel; Dalsgaard, Kjær, Christensen, Stryger Larsen; Delaney (Schöne, 62′), Kvist (Lerager, m.62); Sisto (Braithwaite, 46′), Eriksen (Krohn-Dehli, 90′), Poulsen (Fischer, 82′); Jørgensen (Dolberg, 46′).

México: Ochoa; Salcedo, Ayala, Moreno (Álvarez, 46′), Gallardo; Jonathan Dos Santos (Layún, 60′), Herrera (Márquez, 46′), Guardado (Fabián, 46′); Giovani Dos Santos (Lozano, 60′), Peralta (Hernández, 60′) y Corona.

Periodista deportivo, recibido en 2006, me encanta el fútbol y la pasión con la que lo vivimos los argentinos. Amo la escritura, y los libros de cuentos.