Compartir
Tuvo que sudar más de la cuenta. Fue sólo un 1 a 0 pero tranquilamente podría haber sido igualdad. Es más, hasta hubiera sido lo más justo. Y hasta casi, lo pierde. Una versión muy light de España a pocos días de jugar, su “primer final” en la Copa: el debut ante la Portugal de CR7 .
Enfrente tuvo a un aguerrido equipo tunecino que metió en muchos problemas a los de Lopetegui. Es que el secreto de los africanos fue sencillo: no sentirse inferior de antemano. Complicaron con subidas por los costados, sobretodo por el lado de Odriozola de flojo encuentro, y pelotazos dentro del área chica que hicieron dudar, más de una vez, al trío De Gea-Sergio Ramos-Piqué.
El primer tiempo español fue para el olvido. Casi rozó lo estrepitoso. Un equipo sin alma, deambulando por el campo sin algo a lo que España nunca debe renunciar: a la idea de juego. Túnez sabía que era un partido para llenarse de coraje y medirse, ante un candidato en Rusia, para saber si estaba a la altura de poderle hacer frente a Bélgica e Inglaterra, los “cucos” de su grupo. Viendo la actuación en el estadio de Krasnodar pueden darse un “baño de optimismo”.
A los 15′ casi los africanos dan la gran nota: escapada por el sector de Odriozola, el reemplazante de Dani Carvajal (El del Madrid seguirá fuera por lesión y se cree se pierde el primer partido ante Portugal), el centro quedó en los pies de Sassi que, remató débil a las manos de De Gea. En la siguiente jugada, fue Ben Youssef el que estuvo a nada de convertir.
Foto: PIERRE-PHILIPPE MARCOU.
La presión de Túnez esos minutos fue importante y a los 18′ una nueva oportunidad casi le da la chance a los de Nabil Maâloul. Fue Sliti el que la tuvo, pero  su remate se fue arriba del travesaño.
España respondió inmediatamente: casi Rodrigo marca pero su cabezazo se fue desviado  y después Ramos, con un fuertísimo derechazo elevó su tiro arriba del arco de Mathlouthi. No obstante, a 10′ del final del primer tiempo, otra vez Sliti, otra vez después de un centro, casi abre el tanteador pero nuevamente De Gea evita la sorpresa.
En el comienzo del segundo tiempo, Lopetegui mueve de una el banco: manda a Koke, Nacho y Lucas Vásquez. La idea es volver a conseguir el dominio del balón y a partir de esto, llevar peligro al otro arco.
La “furia roja” comenzó a dominar el juego. Hacían mover la pelota de banda a banda pero no fue recién, hasta los 13′ que se vio una jugada clara. La combinación entre Rodrigo y David Silva propició que éste, cruzara mucho se remate perdiéndose cerca del arco tunecino.
A 3′ de haber ingresado, el hispano-brasileño Diego Costa tuvo su primer remate: débil con rosca a las manos de Mathlouthi. La sucesión de cambios, en ambos equipos, hizo que el cotejo caiga en un pozo. España ya estaba, aunque sin mucho peligro, en el terreno de los norteafricanos y estos, cada vez les quedaba más lejos, la meta de David De Gea.
A 15′ de final, Lopetegui se anima a cambiar el dibujo: saca in defensor, Jordi Alba y mete un delantero, Iago Aspas. España queda con 3 en el fondo y adelante, tres medios ofensivos y dos delanteros.
A los 39′ llegó el único gritó de la noche en Krasnodar: buena jugada individual dentro del área de Diego Costa: el del Atlético de Madrid, se sacó varios rivales mediante amagues y, cuando se vio atorado por el arquero rival, asistió a Iago Aspas que a la carrera, perforó el arco de Túnez. Era el sufrido 1 a 0. Que pudo ser más, si Diego Costa no hubiera estado lento para rematar en el área, un gran pase de un correcto Asensio.
Victoria de España y nada más. Poco en la noche rusa, a un equipo que nos mal acostumbró a tanto fútbol: se puede entender, en menos de una semana, debutarán ante Cristiano y cía. Túnez tuvo un excelente primer tiempo y viendo su juego, van a tener que estar muy precisos si aspiran a dar el campanazo en un Grupo que compartirán con Bélgica e Inglaterra, al margen de Panamá ya que, en un Mundial, cada chance de gol, “vale oro”.
Así formaron los equipos:
Túnez: Mathlouthi; Bronn, S. Ben Youssef (Srarfi), Meriah, Maaloul (Haddadi) ,  Skhiri, Sassi; Badri (Belanouane),  Khaou (Ben Amor), Sliti (Khalifa);  F. Ben Youssef.
España:  De Gea; Odriozola (Nacho), Piqué, Ramos, Jordi Alba (Iago Aspas); Busquets, Thiago (Koke), David Silva (Asensio), Iniesta, Isco (Lucas Vásquez); Rodrigo (Diego Costa)
Periodista Deportivo desde 2001. 36 años. Experiencia en radio y medios gráficos. Desea volver a ver a Argentina Campeón del mundo...será en Rusia???