Compartir

La Selección de Brasil disputó hoy su último encuentro de preparación antes de su debut en la Copa del Mundo de Rusia. Con goles de Neymar (golazo), Philippe Coutinho y Gabriel Jesús, el ‘Scratch’ goleó 3 a 0  a Austria y se encuentra lista de la mejor manera para disputar la Copa del Mundo.

Brasil ya está en modo Mundial y ya no le importa si es amistoso o por los porotos. El fracaso absoluto que resultó ser ‘su’ Copa del Mundo en el año 2014 parece ya haber quedado en el olvido para una selección que llega a Rusia con una imagen impecable y a mi gusto de la mejor forma, siendo uno de los grande candidatos como siempre. Con respecto a sus partidos amistosos de este 2018, fueron victorias ante Rusia (3 a 0) Alemania (1 a 0), Croacia (2-0) y ahora Austria (3 a 0). Por si esto fuera poco, Neymar llega en un estado de forma impecable, y parece no haber rastros de su lesión que le tuvo 3 meses sin jugar fuera de los campos de juego, volvió a la acción frente a Croacia, convirtiendo un gol y hoy marcó un gol impresionante.

En la primera etapa ambos conjuntos contaron con algunas situaciones de gol, los locales se animaban de alguna manera a intentar inquietar al fondo carioca. En Austria, la presencia del lateral izquierdo del Bayern Múnich, David Alaba fue importante para que los ataques del local tengan algún sustento y poder dejar por momentos en su posición a los laterales del equipo carioca. En Brasil, el juego transitaba por los pies de un encendido Neymar, Coutinho y William en ofensiva, mientras que en el mediocampo Casemiro, se hacía amo y señor del mismo, manejando la pelota a su criterio.

Los ataques del conjunto comandado por Tite hicieron efecto en el gol de Gabriel Jesús al minuto 36’ tras una excelente definición al palo izquierdo del arquero austriaco Heinz Lindner, en el comienzo parecía estar adelantado, pero poco le importó al delantero del Manchester City para marcar el primero de su selección.

No obstante, la figura del encuentro sería Neymar quien anotó un gol de antología en el segundo tiempo. Al minuto 63’  y tras un pase de Willliam, el ídolo recibió ingresando al área, dejó en el suelo a un defensor austriaco, con la cola apoyada en el piso, movió el balón hacia afuera y definió entre las piernas del arquero rival para marcar el 2 a 0 parcial para su conjunto.

La goleada la completó el jugador del Barcelona Philippe Countinho quién ingresando por el lado zurdo del ataque, anotó con la pierna derecha al palo izquierdo del arco austriaco. Una definición muy parecida al primer gol de Gabriel Jesús en el primer tiempo, culminando un contraataque con velocidad y calidad, que debería registrarse en los manuales de las contras. Brasil es un equipo que llega a Rusia metiendo miedo seguramente a sus rivales. No olvidemos que Austria le ganó a Alemania (2 a 1) y se tomó este partido como si su vida dependiera de ello. Pero volviendo al “scratch”, la alegría y la sonrisa de Neymar Junior, tiene contagiada a este grupo en el que todas las piezas por momentos parecen encajar a la perfección y además, a diferencia de en anteriores Copas del Mundo, Brasil llega a la competencia con un ‘9’ que da garantías, un digno heredero de Ronaldo; Gabriel Jesus es un goleador como hay pocos hoy en el Mundo. Hoy convirtió su 10º tanto en 17 partidos con la selección mayor y es el máximo anotador de la era Tité.  De esta manera, el equipo brasileño no puede quedar de mejor forma para debutar frente a la Selección de Suiza el domingo 17 de junio. Candidatos cómo pocos, jugando bien, ganando, goleando y gustando. ¿Habrá alguien que se anime a ponerle los puntos a este seleccionado?

Así formó el conjunto brasileño:

Alisson Becker; Danilo, Thiago Silva (Marquinhos), Joao Miranda, Marcelo (Filipe Luis); Casemiro (Fernandinho), Paulinho, Philippe Coutinho (Taison), Willian, Neymar (Costa); Gabriel Jesús (Firmino).

 

Periodista deportivo, recibido en 2006, me encanta el fútbol y la pasión con la que lo vivimos los argentinos. Amo la escritura, y los libros de cuentos.