Compartir
Foto: Antonio Calanni.
Lejos fue el debut soñado. Era el anfitrión, su primer rival, pero nunca se hubiera imaginado arrancar el Mundial con una caída tan dura, tan dispar y sumamente “ácida” para poderla digerir así nomas y hacer “borrón y cuenta nueva”.
La aplastante victoria de Rusia, 5 a 0 a los sauditas, hizo que Juan Antonio Pizzi estuviera visiblemente desencajado. No es para menos. Tenía que dar explicaciones a la prensa, sobre un equipo que no tuvo ninguna, durante el debut en Moscú.
Dijo el hispano-argentino: “No sé si fue el contexto del partido inaugural, pero estuvimos muy lejos de lo que pretendíamos. El equipo local se tuvo que esforzar muy poco para sacarnos una ventaja incomprensible. Tenemos que levantarnos, sacarnos esta sensación de vergüenza que tenemos todos”.
Pizzi, a su vez, afirmó: “Creo que vinimos preparados, hicimos un gran trabajo, los jugadores me demostraron que están para competir, pero no puedo tomar como parámetro este partido porque no estuvimos ni cerca de hacer lo que pretendíamos”.
Con el correr de la Conferencia de prensa, las preguntas que realizaban los periodistas aumentaban el tono de crítica a su labor, a lo que el ex técnico del seleccionado chileno, se defendió: “¿Cómo no voy a analizar a los rivales? Desde que llegué al equipo he estudiado las potencialidades de cada equipo, sabíamos cómo iba a jugar el rival, que hizo muy poco para sacarnos esa diferencia. He visto los últimos partidos de Rusia, y no estuvo muy alejado. Es un equipo que cede la posesión, que utiliza los balones largos, cruzados, para la gente que cabecea bien. Sabíamos las virtudes principales. No he visto demasiada diferencia entre lo que mostró en el último semestre y lo que mostró hoy”.
El próximo partido de Arabia Saudita será el miércoles 20, en Rostov, frente a Uruguay.
Periodista Deportivo desde 2001. 36 años. Experiencia en radio y medios gráficos. Desea volver a ver a Argentina Campeón del mundo...será en Rusia???