Compartir

ESPAÑA 2 vs MARRUECOS 2.

Qué manera de sufrir para España, porque hoy no jugó bien en defensa y le pudo salir caro, este equipo de Hierro que tuvo dos caras ante Marruecos, una en ataque y otra atrás, estuvo en desventaja en dos oportunidades y casi lo pierde, porque logró empatarlo sobre el final. Lo ganaban los africanos con un tanto de Boutaib a los 14 minutos, llegó rápido el empate de Isco 5´ más tarde; luego faltando poco para el final En Nesyri de cabeza le daba la victoria a Marruecos, pero ya en el descuento Aspas con una gran definición (casi se lo anula el línea, lo ayudó el VAR) puso las cosas iguales en 2 tantos. España quedó primera en ell grupo B y enfrentará a Rusia en Octavos de Final.

PARTIDO Nº 36

Está claro que no es un Mundial muy cómodo para España desde el comienzo. El partido de Marruecos puede inscribirse en la historia como ‘El día que Iniesta falló un pase que costó caro’. Después, Sergio Ramos quedó hipnotizado por lo que había visto y la indecisión acabó con Boutaib haciendouna gran corrida y en solitario hasta De Gea, definió por debajo del arquero para el 1 a 0 marroquí.

Esa fatalidad resumió la primera parte del partido. Marruecos se lo tomó como si fuera la final del Mundial, con un punto de pierna bien fuerte y siendo ofensiva desde el inicio. Cada acción era en ataque los marroquíes tocaban balón y se llevaban puesto lo que venga, pero de manera leal. En una jugada Belhanda pisoteó a Iniesta en una jugada dudosa y de esa manera, Marruecos amedrentaba a los de Hierro.

Había dos opciones para los jugadores españoles, perder los papeles del encuentro o empezar a jugar a lo que saben. España eligió la segunda, con su mejor nombre en Rusia, Isco, que apareció otra vez. En una de tantas, se asoció con Diego Costa e Iniesta para empatar el partido con un tiro por debajo del arquero Munir. A Iniesta le duró la crisis cuarenta segundos porque intentó rápido meterse en el partido.

Se vio una vez más que España juega un partido por la banda izquierda, con Alba, Iniesta e Isco, y otro por la derecha, donde todavía no se ve la versión más inspirada de Silva y Carvajal y hoy como no es normal hizo agua por momentos en defensa. El empate calmó las aguas hasta que otro agujero en un descuido dejó de nuevo solo a Boutaib delante de De Gea, pero esta vez ganó el arquero que despejó en una atajada fantástica.

Parece que a Hierro no le gusta demasiado tocar el equipo durante los partidos. Tiene diez nombres fijos y una pieza que no le encuentra la vuelta, primero puso a Koke, otro  partido a Lucas y hoy le dio lugar a Thiago. A Marruecos la dirige Hervé Renard y ha instruido en esta selección marroquí un bloque compacto. El Mundial terminará y nadie se acordará de Marruecos, pero perdió sin merecerlo contra Portugal e Irán y le empató a España, le ha sobrado toque y le ha faltado gol seguramente. Fue normal que se tomara el gol de Aspas sobre el final como una tragedia, ya tenía una victoria histórica en el currículum mundialista.  Amrabat es un jugador que incomoda a cualquier rival en la selección de Marruecos. Su oficio es futbolista incómodo. Su perfil no da para ganar premios, pero los entrenadores adoran estos jugadores que se agarran a la camiseta en la primera jornada y no la sueltan. El volante del Leganés español, derribaba jugadores rojos como si fueran estacas.

Si el primer tiempo se hizo largo para los de Hierro, la segunda parte no fue para el optimismo ni mucho menos. Isco no bastaba para darle aire a España. Marruecos ya era un grupo que se llevaba todo por delante. Fernando Hierro buscó algo diferente con Asensio y Aspas. La respuesta marroquí no se retrasó. Amrabat le dio con un tiro al palo y En Nesyri cabeceó a la red otra mala marca española para poner el 2 a 1 para los de áfrica.

España maldecía a Uruguay, el supuesto rival de Octavos de final. Ahí tuvo la suerte que apareció Iago Aspas, para darle la igualdad, con un definición tan buena, como de suspenso gracias al VAR,  un motivo para la esperanza de España, una selección que no está para tirar manteca al techo, pero que consiguió el primer puesto del Grupo, pero que deberá mejorar porque frente a Rusia empieza el Mundial.

Formación de España: 1-De Gea; 2-Dani Carvajal, 3-Piqué, 15-Sergio Ramos (cap.), 18-Jordi Alba; 5-Busquets, 6-Iniesta, 22-Isco, 10- Thiago (20-Ascensio m74), 21-D. Silva (9-Rodrigo 84m) y 19-Diego Costa (17-Aspas 74m).

Formación de Marruecos: 12-El Kajoui (A); 2-Achraf Hakimi (A), 4-Da Costa (A), 6-Saiss, 17-Dirar; 7-Ziyach (20-Bouhaddouz), 8-El Ahdadi (A), 10-Belhanda (11-Fajr 63m), 14-Boussoufa (A), 16- N. Amrabat (A) y 13-Boutaïb (19-En Nesyri 72m).

Arbitro: Ravshan Irmatov (UZB).

Líneas: Abduxmidullo Rasulov (UZB) y Jakhongir Saidov (UZB).

Estadio: de Kaliningrado, Kaliningrado.

Público: 33.973 espectadores.

 

Periodista deportivo, recibido en 2006, me encanta el fútbol y la pasión con la que lo vivimos los argentinos. Amo la escritura, y los libros de cuentos.