Compartir

URUGUAY 3 vs RUSIA 0.

Sin muchos problemas y con comodidad, el conjunto de Tabárez se quedó con una victoria que le dio la posibilidad de terminar primero en el Grupo A, con goles de Luis Suárez, Denis Cheryshev en contra y Edinson Cavani terminó ganando 3 a 0 al anfitrión que se quedó con un hombre menos a  los 36 minutos. De esta manera Uruguay y Rusia están en Octavos de Final esperando la definición del siguiente grupo, para saber sus rivales en la próxima fase.

PARTIDO Nº 33

El conjunto del “maestro” Tabárez no ha sufrido complicaciones para clasificarse para octavos de final ni para ganar los tres encuentros de la fase de grupos. Contra Rusia, en el primer tiempo, dos ocasiones claras de gol, dos tantos marcados y se acabó la historia del partido. Eso sí, hay que reconocer las facilidades dadas por el conjunto de Cherchesov en la parte defensiva.

Una pérdida de balón ingenua más una falta peligrosa al borde del área de Gazinskiy provocó el primer gol del partido por parte de Luis Suárez. Su remate, con la derecha, fue extraordinario junto al palo izquierdo de Igor Akinfeev que poco pudo hacer, la barrera no estuvo bien armada y se dejó mover por los uruguayos. Y la segunda celebración charrúa estuvo marcada por la mala suerte de los anfitriones. Cheryshev desvió con la pierna un disparo de Laxalt, que no iba directamente al arco, y sorprendió a su arquero que no pudo hacer absolutamente nada. Dos a cero en el minuto 23 y parecía ya desde ese momento que Rusia no iba a reaccionar.

Rusia aguantó tras el primer gol de suárez, mantuvo cierta posibilidad de llegar en ofensiva, pero después del segundo tanto se empezó a desmoronar. Arrancaron los nervios, las dudas. Las impresisiones. El juego del local pasó a un sistema nervioso por momentos incontrolable. La defensa se desinfló de a poco, Kutepov estaba en otro lado, nunca logró entrar al campo de juego. Sus acciones más destacadas eran pases largos a un genial Dzyuba y a un escurridizo Cheryshev, que dio trabajo a Cáceres, a veces asistido por Coates y Nández, pero los rusos no complicaban demasiado a la “celeste”.

Era la primera vez en este Mundial que el anfitrión jugaba con el marcador adverso y no estaba para nada cómodo. Encima la expulsión de Smolnikov, por doble amarilla, no hizo más que confirmar la desesperación y el desencanto de los de Cherchesov. Con un dos a cero y un futbolista menos en el minuto 36, ya dieron el partido por perdido y no levantarían más los brazos en los 90 minutos.

El seleccionador, que ya dio descanso a Golovin y puso en su lugar a un intermitente Miranchuk, confirmó que ya pensaba en octavos al apostar por Mario Fernandes y sentar a Cheryshev. Se protegía del potencial ofensivo uruguayo, no quería dramas en el marcador, y reservaba al jugador del Villarreal, uno de los futbolistas más destacados del Mundial, para la siguiente ronda.

En el complemento, el técnico ruso continuó poniendo la mirada en el siguiente partido. Tras el entretiempo, sentó a Gazinskiy y metió a Kuzyaev. Uruguay, sin el lesionado Giménez en la zaga central, no bajó el pie del acelerador. No es que jugara revolucionada tampoco, no lo necesitaba, pero estaba cómoda con el resultado y el desarrollo del encuentro.

Y peleaba con un fútbol práctico y con paciencia, teniendo a Torreira y Bentancur como los hombres que ponían la pausa y el criterio en la mitad de la cancha. Cavani buscaba el gol con insistencia. Era uno de los alicientes de una floja, y aburrida, segunda mitad. El delantero incomodaba a la zaga rusa. También Luis Suárez con su potencia y corridas por los costados. Tanto buscó el gol Edinson que al final la encontró. Al tercer partido, lo logró, con la pierna zurda, para quedarse tranquilo en lo personal y pensar en lo que viene para Uruguay porque en la primera fase estuvo demasiado cómodo.

Formación de Uruguay: 1-Muslera; 19-Coates, 3-Godín, 22-Cáceres; 8-Nández (7-Rodríguez 73m), 6-Betancur (A) (10-De Arrascaeta 63m), 15-Vecino, 17-Laxalt, 14-Torreira; 9-Suárez y 21-Cavani (18-Gomez 93m).

Formación de Rusia: 1–Akinfeev; 23-Smolnikov (A) (R), 4-Ignashevich, 3-Kutepov, 13-Kudriashov; 6-Cheryshev (2-Fernandez 38m), 8-Gazinsky (A) (7-Kuziaev 46m), 11-Zobnin, 15-Miranchuk (10-Smolov 60m), 19-Samedov y  21-Dzyuba.

Arbitro: Malang Diedhiou  (SEN).

Líneas: Djibril Camara  (SEN) / El Hadji Samba  (SEN)

Estadio: Samara Arena, Samara.

Público: 41.970 espectadores.

Periodista Deportivo desde 2001. 36 años. Experiencia en radio y medios gráficos. Desea volver a ver a Argentina Campeón del mundo...será en Rusia???