Compartir
SERBIA 0 vs BRASIL 2.
PARTIDO Nº 43
La casa está en orden: Brasil le ganó con justicia a Serbia, 2 a 0,  pero sin sobrarle nada y avanzó a Octavos como primera del Grupo E. En Octavos, su rival será México, el próximo lunes en Samara. Los goles del conjunto “verdeamarelho” fueron de  Paulinho, a los 35′ del primer tiempo y de Thiago Silva, de cabeza, a los 67′ del complemento. El arquero Stojkovic fue una de las figuras del partido y los serbios, pudieron haber logrado algún gol sino fuera por la mala puntería de su centroatacante Mitrović. Habrá que seguir la evolución de Marcelo, el lateral brasileño, que salió a los 10′ del inicio del cotejo , por un fuerte dolor en la cadera, producto de un golpe.
El partido comenzó con la premisa que los dos equipos debían ganar y eso, provocaría la eliminación del otro. A priori, si bien fue tímidamente, Brasil tomó la posta del match. No arrimaban el arco de Serbia pero entre Neymar, Coutinho y Gabriel Jesús la entretenían lejos de Alisson.
Casi de una jugada imperceptible llegó la lesión de Marcelo.  Parecía un golpe en la cadera, después se confirmó que no fue una contusión sino durante un movimiento dentro del campo de juego. Lo que sí estaba claro, es que la maldición de los laterales continuaba en Brasil: Dani Alves se rompió antes de la Copa y no pudo jugarla; Danilo, titular, está con molestias físicas y su lugar, por derecha, es ocupado por Fágner y ante la salida de Marcelo, quien reemplazó al del Real Madrid, fue el del Atlético, Filipe Luis, que llegó con lo justo al Mundial por otra lesión.
Serbia empezó a controlar la pelota y sin tener un dominio abrumador, de a poco, ya tocaba cerca del arco brasileño. Tanto Tadić, Matić como Milinković-Savić eran los responsables de manejar el partido. El objetivo del técnico Krstajić era abastecer a un Mitrović rodeado de “canarinhos” dentro del área rival. El delantero del Fulham inglés de a poco empezó a ser una preocupación para Tité, ya que con esa potencia física que lo caracteriza, le fue generando problemas a Thiago Silva y a Miranda.
A Brasil todo le costaba mucho pero, cuando tenés un “genio” sabés que en cualquier momento, “frota la lámpara”. Y Neymar, clara exponente de ser productor de genialidades, sacó un tiro furibundo que obligó a Stojkovic con muchísimo esfuerzo al tiro de esquina.
Pudo ser de Mitrović, a  los 34′ que por apurado, terminó mandando una volea a la tribuna, pese al pase de Kostic. A los dos minutos de esa jugada, fue Brasil el que ésta vez no perdonó.  Paulinho se filtró entre la defensa serbia, tras un enorme pase de Coutinho y , ante la rápida intervención de Stojkovic, el del Barcelona, llegó con la punta de su pie derecho para superar por arriba al golero. 1-0.
No era justo pero a Brasil no le vengan con justicias a ésta altura de la noche en Moscú.  Llegó entonces el tanto tranquilizador y se esperaba, ver lo mejor del “Scratch” .
Brasil hizo, primero el gol, y luego lo justificó. Neymar, antes del final del primer tiempo, casi aumenta pero su remate, con rosca, se fue desviado.
En el amanecer del complemento, Serbia salió un poco más, claro, otra no lo quedaba ya que se quedaba afuera. Empezó a ir  por el lado de Filipe Luis, aprovechando que el del Atlético de Madrid, venía de una larga lesión y aún se lo veía algo falto de fútbol, sobre todo para la marca.
Casi a los 15′ y parado decididamente de contra, lo aumentaba Brasil. Otra vez Neymar, otra vez Stojkovic, y otra vez, el mismo final: el arquero impidió el gol del delantero del PSG y aún ganaban por la mínima. En ese ida y vuelta que se armó por momentos, casi lo empatan los balcánicos: un centro pérdido, que Alisson despeja a medias, la pelota queda justa para la cabeza de Mitrović. El balón cerca de la línea de gol, termina siendo despejado por Thiago Silva que desactivó el peligro.
El vendaval serbio siguió y a los 64′ de tiempo corrido fue Milinković-Savić el que por poco casi empata las acciones con un fuerte disparo. El dominio europeo ya era absoluta.  Más cuando Mitrović la tuvo nuevamente de cabeza pero su disparo no inquietó al arco brasileño.
Tité leyó que debía parar ésta estampida de Serbia y mandó al terreno de juego a Fernandinho, para conseguir marca y sacó a Paulino, autor del gol y con funciones más en la ofensiva.
Los firuletes de Neymar lograron un tiro de esquina. Del mismo, se hizo cargo el ex Barça que le puso el pase, a la cabeza de Thiago Silva. El defensor la metió y empezó a liquidar todo antes de los 20′ concluir las acciones.
El técnico de Brasil sabía que era hora de “bajar la persiana” y metió a Renato Augusto, para dar una mano en la contención ; afuera, Philippe Coutinho. Decidido Tité a cerrar el partido.
Serbia nunca pudo encontrarle la vuelta al desarrollo del cotejo.  El entrenador Krstajić hizo varios cambios pero no halló respuestas.
Fue victoria de Brasil y pasaje a Octavos. Ahora, se vendrá México, ese equipo con dos caras: la de Alemania y la de Suecia.  Veremos cuál es la que eligen para el encuentro del lunes que viene. Brasil, no es una máquina, pero cuando pisa el acelerador, te pasa por arriba, sólo con chispazos de buen fútbol.
Formación de Serbia: 1-Stojkovic; 13-Veljković, 2-Rukavina, 11-Kolarov (cap); 15-Milinković, 10-Tadić, 17-Kostić (18-Radonjić 82min), 20-Milinković-Savić, 21-Matić (A),  22-Ljajić (A) (7-Živković 75min) y 9-Mitrović (A) (19-Jović 89min).
Formación de Brasil : 1-Alisson; 22-Fagner, 2-Thiago Silva, 3-Miranda (cap) 12-Marcelo (6-Filipe Luis 10min); 5-Casimiro, 15-Paulinho (17-Fernandinho 66min),  11-P. Coutinho (8-Renato Augusto 80min), 19-William, 10-Neymar Jr y 9-Gabriel Jesús.
Arbitro: Alireza Faghani (IRN).
Líneas: Reza Sokhandan  (IRN) / Mohammadreza Mansouri  (IRN).
Estadio: Spartak Stadium, en Moscú.
Público: 44.190 espectadores.
Periodista Deportivo desde 2001. 36 años. Experiencia en radio y medios gráficos. Desea volver a ver a Argentina Campeón del mundo...será en Rusia???