Compartir

CROACIA 1 (3) vs DINAMARCA (2).

PARTIDO Nº 52

Croacia contra Dinamarca comenzó para ser un partido vibrante con muchas emociones y parejo. Lo cierto es que lo último pasó pero lo primero se fue apagando con el correr de los minutos. Porque con el gol al minuto de juego de Jorgensen, que luego de un rebote con la pierna zurda venció a Subasic de poca resistencia, y 3 minutos más tarde Mario Mandzukic tras un rebote en la cara de un defensor danés aprovecho y de media vuelta venció a Schmeichel para marcar la igualdad. Luego más allá de algunas aproximaciones, donde en los 120 minutos fue un poco más Croacia, de hecho casi lo gana faltando 4 minutos para que finalice el alargue, con un penal que el arquero le contuvo a Modric. Y así sin muchas emociones y creo que ambos conjuntos aguardando la definición de los doce pasos, llegamos a esa instancia donde los dos arqueros fueron protagonistas, pero Subasic se quedó con tres y Scmeichel con dos, por ende los Croatas llegaron a los Cuartos de Final donde se enfrentarán con Rusia.

Terrible ritmo y vértigo fueron los primeros cuatro minutos del Croacia contra Dinamarca. Se esperaba por lo que iban a hacer Eriksen y Modric pero apareció  Jorgensen. La apuesta de Hareide por el fútbol totalmente vertical quedó justificada a los 57 segundos del comienzo, Delaney cabeceó hacia atrás un saque de banda larguísimo de Knudsen y el central del Huddersfield remató a la red y era el gol, creo que pudo hacer algo más Subasic por evitar el tanto más rápido de Rusia 2018, pero luego lo taparía en los penales.

 

Igual le duró muy poco la alegría a los daneses, poquísimo, de inmediato una buena combinación por derecha de Rebic y Vrsaljko acabó en una jugada llena de rebotes en el área y ahío Mario Mandzukic se quedó con un pelotazo involuntario de Dalsgaard a su compañero Christensen para marcar de media velta el 1 a 1. Sólo habían transcurrido cerca de 4 minutos y estabamos con dos goles convertidos. Nunca en la historia de los Mundiales dos equipos habían marcado tan pronto en un mismo partido.

Comenzaba, entonces, un partido nuevo sin un dominador claro. Croacia trataba de adueñarse del pleito a través de la posesión de la pelota, pero había llegadas, aunque no tan claras, para uno y otro. Subasic salvó un mano a mano con Braithwaite en el minuto 27 de juego, Schmeichel desvió un disparo de Rakitic desde la media luna a los 29′, un remate de Lovren tras una falta en un costado, bien ejecutada por Modric en el 39′ salió rozando el palo y un balón que no fue centro ni remate de Eriksen se estrelló en el ángulo cuando ya finalizaba la primera parte del encuentro.

El segundo tiempo fue más chato y anodino, sin situaciones de gol prácticamnte en ninguno de los dos arcos. Dinamarca dio un paso al frente en la presión de territorio con la entrada de Schöne por Christensen y ‘ahogó’ así la salida de los volantes croatas. La primera jugada de peligro real no llegó hasta los 72 minutos, donde Yussuf Poulsen ganó la espalda a Strinic y con el centro atrás para Nicolai, que se encontró con Subasic.

Croacia reaccionó luego tras la entrada de Kovacic por Brozovic con el desdoble en tránsito de un extraordinario Rebic. Modric y el propio Rebic remataron desde afuera, sin éxito, y Perisic, cuando quedaban escasos minutos para el final de los noventa, cabeceó alto un gran centro de Pivaric.

Hubo un último intento por cada bando para evitar la prórroga, primero, Rakitic probó con un lindo zapatazo que salió a la izquierda del arco de Kasper Schmeichel y luego una volea de Braithwaite, de inmediato, que también se marchó afuera por poco.

El primer suplementario que disputaban en un Mundial tanto Croacia como Dinamarca siguió el mismo camino que el complemento. Schöne a los 98 minutos y Kramaric a los 104´ rompieron la monotonía en el primer tiempo de la prórroga con un tiro que salió rozando el palo el danés y un centro envenenado que sacó Schmeichel sobre la línea. El recién ingresado Pione Sisto hizo lo propio con un buen disparo al minuto 108 que también se fue muy cerca del arco de Subasic.

La final para pasar a cuartos entre Croacia y Dinamarca parecía querer llegar a los penales por falta de méritos para ganarlo en los 120 minutos. Ambos parecían firmar los tiros desde los doce pasos cuando llegó el penal a favor de Croacia. Modric apareció para poner un sublime pase a Rebic, que dejó en el camino a Schmeichel y cuando iba a rematar al arco sin oposición, Jorgensen le derribó desde atrás.

Evitó el gol y sólo vio la amarilla. La jugada le salió perfecta a Dinamarca, Kasper Schmeichel le detuvo el penal a Modric para delirio de su padre, Peter, en la platea. El Mundial más loco de la historia tenía un nuevo capítulo, los tiros desde el punto del penal estaban por llegar.

Schmeichel, ya en la definición, hizo lo imposible por clasificar a Dinamarca para cuartos. Detuvo los tiros de Badelj y Pivaric; pero Subasic se quedó con tres remates. El arquero del Mónaco se impuso a Eriksen, Schöne y Khron-Dehli para sellar la clasificación de Croacia a la próxima fase donde los espera Rusia.

Formación de Croacia: 1-Scmeichel; 4-Kjaær (cap), 6-Christensen (19-Schone 46m), 14-Dalsgaard, 13-Jotrgensen; 8-Delaney (2-Krohn-Dehli 98m), 10-Eriksen, 11-Braithwaite (23-Sisto 106m), 21-Cornelius (9-Jorgensen 66m (A)); 20-Y.Poulsen y 5-Knudsen.

Formación de Dinamarca: 23-Subasic; 2-Vrsaljko, 3-Strinic (22-Pivaric 81m), 6-Lovren, 21-Vida; 7-Rakitic, 10-Modric, 4- Perisic (9-Kramaric 97m); 11-Brozovic (8-Kovacic 71m); 18-Rebic y 17-Mandzukic (19-Badelj 115m).

Arbitro: Nestor Pitana (ARG).

Líneas: Hernán Maidana (ARG) / Juan Pablo Belatti (ARG).

Estadio: Nizhni Novgorod, Nizhni.

Público: 40.851 espectadores.

 

Periodista deportivo, recibido en 2006, me encanta el fútbol y la pasión con la que lo vivimos los argentinos. Amo la escritura, y los libros de cuentos.