Compartir

BRASIL 2 vs MÉXICO 0.

En un primer tiempo bastante parejo, sobre todo en los primeros 30 minutos, donde luego sí el conjunto de Tite fue un poco más que su rival, la presión y el jugarle de igual a igual por parte de México, se vio totalmente desdibujado en el complemento. A los 51 minutos apareció Neymar con una gran jugada que él creó junto a William, y definió empujando el balón en la línea. Todo fue de Brasil a partir de allí, y cuando el partido se terminaba a los 88´ Roberto Firmino liquidó el pleito con una gran definición. Fue 2 a 0 para los cariocas que ahora esperan por el ganador de Bélgica y Japón.

México y Brasil jugaron una partido muy interesante, sobre todo donde fue parejo, básicamente, jugaron al fútbol, con ritmo, velocidad, verticalidad, pasión, y mucha garra. Y en consecuencia de eso salió un partidazo y nos dejó una realidad, el seleccionado Argentino no estaba sólo a tres partidos de poder ser Campeón, sino a años luz de poder ganar el Mundial. Pero no es tema de ahora.

El partido entre mexicanos y brasileños empezó con mucho ritmo por ambos lados. Sobre todo porque Osorio cumplió su promesa y fue a presionar a Brasil lo más arriba posible, lo que todavía nadie se había atrevido a hacer en este Mundial. Con una presión asfixiante, los primeros 25 minutos fueron de México, alentado en el estadio por su gente que creía y aún más viendo correr a Guardado, desbordar a Vela y jugar bien a Hirving Lozano, un extraordinario futbolista.

México complicó por completo a Brasil con un fútbol totalmente vertical, pero la “Canarinha” resistió como lo hacen los equipos que están armados para lo que venga. Del asedio salió el conjunto de Tite, sin que Alisson deba hacer una sola gran atajada, gracias a los zagueros brasileños, que siempre están para despejar o meter el pie en el último segundo, cubriéndose como un equipo que trabaja todos los aspectos.

Del asedio inicial los sacó Neymar con un jugadón en el minuto 26 y el brasileño recibió en el área y dejó en el camino a sus dos rivales con un quiebre de cintura que le sirvió de paso para tocar el balón ante la salida de Ochoa. El duelo en el mano a mano lo ganó el portero mexicano, impresionante durante toda la tarde. La jugada, sin embargo, metió el miedo en el cuerpo a México, que dio un paso atrás y dejó de inquietar al equipo carioca. Coutinho y Gabriel Jesús con dos ocasiones en dos minutos terminarían de inclinar el campo hacia el lado azteca, que como Brasil lo había hecho al principio también resisitió de pie. Se llegó al descanso allí habiendo ambos brindado un gran espectáculo.

La reanudación contó con un invitado que nadie esperaba William, el jugador del Chelsea, desaparecido durante gran parte de la Copa del Mundo, salió hecho un demonio del vestuarios y empezó a dejar atrás jugadores mexicanos en cada corrida con pelota dominada.

En una de esas llegaría el gol de Brasil, marcado por Neymar, entró por la izquierda el extremo brasileño, luego de un pase de taco de Ney, y cruzó el balón al otro lado, por donde entró Neymar para empujar el balón a la red para el 1 a 0, el delantero del PSG festejó el gol como si hubiera hecho la jugada del siglo y mandando a callar al público mexicano, recuperando vicios del pasado y ahí iba a comenzar su show.

Neymar se hizo cargo del juego de Brasil y a retener la pelota, provocando las continuas faltas de los jugadores mexicanos, en una de esas caídas del brasileño se creó una trifulca por un pisotón de Layún cuando el 10 estaba en el suelo. Fue el clásico revolcón de Neymar a una mínima acción del jugador mexicano. Habló el VAR el italiano Rocchi y la jugada quedó en nada, aunque el próximo paso debería ser el de castigar las simulaciones.

Le quedaría todavía un empuje más a México, que por las ganas de Vela y Guardado volvió a meter en su área a Brasil. Pero nadie puede derribar por ahora el muro amarillo de Miranda y Thiago Silva. Lo intentó México de todas las maneras posibles, pero sólo encontró una vez  la posibilidad del remate al arco con un tiro lejano de Lozano y allí respondió Alisson con una buena atajada. Por ahora, lo poco que le han llegado en este Mundial lo ha resuelto bien, trasmitiendo una sensación de seguridad.

Con Brasil aguantando y saliendo de contragolpe, México llegó con vida al final del partido porque Ochoa atajaba absolutamente todo. Y aquí otra de las virtudes de Brasil, terminan casi todas las contras y jugadas en el área rival. No juegan bonito,pero son más efectivos que nadie en el Mundial. Siempre hacen daño. Y en el minuto 86, llegó la sentencia, corrió Neymar, se plantó ante Ochoa y asistió a Firmino, que llevaba un minuto en la cancha y estaba donde tenía que estar, 2 a 0 y a Cuartos.

Esta vez con sofocón, ante una gran selección mexicana, pero dando la sensación de que Brasil tiene mucho más guardado. Veremos si lo necesita en Cuartos de Final frente a Bélgica o Japón.

PARTIDO Nº 53

Formación de Brasil: 1-Alisson; 22-Fagner, 2-Thiago Silva (cap), 3-Miranda, 6-Filipe Luis (A); 5-Casemiro (A), 15-Paulinho (17-Fernandinho 80m); 11-P. Coutinho (20-Firmino 86m), 19-William (13-Marquinhos 91m), 10-Neymar Jr y 9-Gabriel Jesús.

Formación de México: 13-Ochoa; 3-Salcedo (A), 2-Ayala, 21- E.Álvarez (A) (6-J.Dos Santos 55m), 23- Gallardo; 4-Márquez (cap) (7-Layun 46m), 16-H.Herrera (A), 18-Guardado (A), 11- C.Vela, 22-Lozano y 14- J. Hernández (9-Jímenez 60m).

Arbitro: Gianluca Rochi (ITA).

Líneas: Elenito Di Liberatore (ITA) y Mauro Tonolini (ITA).

Estadio: Samara Arena, Samara.

Público: 41.970 espectadores.

Periodista deportivo, recibido en 2006, me encanta el fútbol y la pasión con la que lo vivimos los argentinos. Amo la escritura, y los libros de cuentos.