Compartir
Foto: Toshifumi Kitamura.
Independiente se consagró campeón de la Suruga Bank Cup, tras vencer 1 a 0 en Osaka al Cerezo. Así, el equipo que conduce Ariel Holan, logra su 18° título internacional, alcanzando a Boca Juniors con la misma cantidad.
Fue una victoria justa, donde al “Rojo” no le sobró mucho pero fue más que su rival. Los de Avellaneda llegaron a Japón con la premisa de lograr un título, que sólo Arsenal de Sarandí y River Plate poseían, entre los equipos argentinos.
Antes del gol, Independiente pudo abrir el tanteador gracias a un tiro libre de Pablo Hernández, que pasó por encima del arco nipón y un remate de Martín Benítez, que contuvo el golero local, Tanno. El árbitro no sancionó  la clara mano de Yamasdhita dentro del área, luego del intento de centro de Silvio Romero.
Fue por el cordobés que el conjunto de Holan se pudo poner arriba a los 28′ luego de una gran jugada colectiva del Rojo, que definió con clase eludiendo al arquero. Romero , el ex Instituto (al gritar su tanto mostró un cartel felicitando a la Gloria por su Centenario) y Lanús, entre otros, empezó a pagar con goles que den títulos luego que muchos se quejaran por su contratación el año pasado.
Independiente supo controlar el pulso del partido. No se metió atrás pero tampoco salió con enjundia a rematar a su rival. Eso propició que el Cerezo tomara confianza y casi lo empatara: luego de un tiro de esquina, el defensor Kota Fujimoto cabeceó solo dentro del área y el uruguayo Martín Campaña evitó la igualdad, en la casi única llegada clara del Campeón japonés.
Feliz retornará entonces el Diablo Rojo desde Oriente, con la alegría de haber ganado la Copa que perdieron en 2011 (aquella vez 2×2 con Jubilo Iwata y derrota 2-4 en penales). Ahora, a pensar en Santos de Brasil y los Octavos de final de la Libertadores para seguir alimentado su historia como “Rey de Copas”.
Periodista Deportivo desde 2001. 36 años. Experiencia en radio y medios gráficos. Desea volver a ver a Argentina Campeón del mundo...será en Rusia???